viernes, julio 11, 2003

Los Reyes presiden la entrega de despachos en la Escuela Suboficiales en San Fernando
11/07/03
Efe.
Cádiz.
Los Reyes presidieron hoy la entrega de los reales despachos a la LXV promoción de la Escala de Suboficiales de la Armada y la XIII promoción del Cuerpo Común de Músicas Militares en la Escuela de Suboficiales de la Armada en San Fernando, donde se recordó al soldado desaparecido ayer y cuyo cadáver ha sido rescatado hoy en la Base de Rota.

Con 25 minutos de retraso sobre el horario previsto, los Reyes llegaron a la plaza de Armas, donde fueron recibidos con los sones del himno de España y salves, y acto seguido, Don Juan Carlos, vestido con el uniforme de Capitán General de la Armada, pasó revista al Batallón de Alumnos.

Tras saludar a las autoridades civiles y militares, procedió a la imposición de condecoraciones y entrega de despachos a quienes han sido distinguidos como números uno de la promoción de cuerpos de Infantería de marina y Especialistas de la Armada, Carlos Ortega Ulloa y José Peñalver Cupeiro, respectivamente, y entregó mención honorífica y despacho al número uno del Cuerpo de Músicas Militares, José Bao Valiño.

En este acto, el presidente en funciones de la Diputación Provincial de Cádiz, Rafael Román, también entregó a estos tres oficiales distinguidos como número uno los sables representativos de sus empleos como militares de carrera.

Asimismo, recibieron sus despachos los 96 sargentos-alumnos restantes, de ellos 16 de Infantería de Marina, 75 de Cuerpos Especiales y cinco del Cuerpo de Músicas Militares, que por primera vez en esta Escuela de San Fernando reciben sus despachos.

Se rindió homenaje a los soldados que este año perdieron su vida en acto de servicio, tal y como quedó reflejado en el discurso pronunciado por el Comandante-Director, Juan Negreira, que recordó al sargento alumno Manuel José Blanco Tuimil, fallecido en accidente en su periodo de formación en la Escuela de Especialidades 'Antonio de Escaño' de Ferrol, y al marinero desaparecido ayer en la dársena de la Base Naval de Rota, el soldado de Infantería de Marina Fernando Puerta Pascual, motivo este último por el que fue suspendida la copa que daba por cerrada la ceremonia.

La entrega de los despachos contó con la presencia de autoridades militares como el Jefe del Estado Mayor de Defensa (Jemad), Antonio Moreno Barberá; el Almirante Jefe del Estado Mayor de la Armada (Ajema), Francisco José Torrente, y el Almirante de la Flota, José Antonio Balbás Otal.

Entre las autoridades civiles destacó la presencia del presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves; el presidente del Parlamento andaluz, Javier Torres Vela; el delegado del Gobierno en Andalucía, Juan Ignacio Zoido; la presidenta del PP-A y alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, y el alcalde de San Fernando, Antonio Moreno.

De los 93 sargentos-alumnos de Infantería de Marina y Cuerpos de Especialistas, el 35 por ciento son andaluces seguidos de gallegos, que son un 22 por ciento, y por provincias, es Cádiz la que más alumnos aporta, con un total de 27, seguida de A Coruña con 16 y Murcia con 12, mientras el 15,4 por ciento son alumnos procedentes de ciudades sin puerto de mar.

De la XIII promoción del Cuerpo de Músicas, dos sargentos-alumnos proceden de Valencia, y los cuatro restantes son de Madrid, La Coruña, Toledo y Cádiz.

Aparece el cuerpo del soldado de Infantería de Marina desaparecido en la dársena de la Base
Diario de Cadiz/Europa Press.
11/07/03
FITO CARRETO

Rota
El cuerpo del soldado de Infantería de Marina profesional desaparecido ayer en la dársena de la Base Naval de Rota ha sido localizado, tras la puesta en marcha de un amplio dispositivo de búsqueda compuesto por helicópteros, buceadores y lanchas, según informaron fuentes de la Armada.

El dispositivo comenzó en la tarde de ayer y continuó en la mañana de hoy con el trabajo tanto de los buzos como de los helicópteros, que interrumpieron la búsqueda con la llegada de la noche.

La desaparición del joven Fernando Puerta Pascual, de 19 años de edad tuvo lugar ayer a las 13.35 horas, en la dársena de la Base Naval de Rota, tras caer al mar desde una embarcación neumática por causas desconocidas. Asimismo, el Jefe del Estado Mayor de la Armada, almirante Francisco Torrente, ordenó una investigación de los hechos. Este infante de marina, destinado en la Unidad de Seguridad de la Base, se precipitó a la mar desde una embarcación neumática semirrígida 'Super Cat'.

Al parecer, según la versión de la Armada, tras la caída, la embarcación, sin personal a bordo, quedó sin control y navegando en círculos, por lo que el soldado nadó hacia ésta en un intento de recuperarla, «si bien y según testigos presenciales, desapareció tras pasarle por encima la embarcación», añadió la Armada.

Inmediatamente, tanto las embarcaciones del buque 'Castilla' como las de la Capitanía del puerto así como buceadores de la Armada y de la US Navy, procedieron a buscarle.

El soldado era natural de Navalmoral de la Mata (Cáceres), era soltero e ingresó en la Armada el 2 de noviembre de 2002, pasando a ser destinado en la Unidad de embarcaciones del Grupo de Armas Especiales (GRAE) de la Brigada de Infantería de Marina del Tercio de Armada (TEAR) en San Fernando (Cádiz), si bien en el momento del accidente estaba destinado, en comisión de servicio, en la Unidad de Seguridad de la Base Naval de Rota.

La Razon
11/07/03

Mohamed VI amenazó con una «guerra total» en el Estrecho si España no se retiraba de Perejil

El Pentágono desplazó a la zona dos submarinos nucleares durante los días de la crisis

Pese al actual proceso de normalización en las relaciones entre Madrid y Rabat, hace ahora un año ambos países estuvieron a punto de protagonizar un conflicto bélico en el Estrecho. Según datos recabados por LA RAZÓN en fuentes diplomáticas, militares y de los servicios de Inteligencia, Mohamed VI amenazó a EE UU con una guerra total en el Estrecho si España no se retiraba de la isla Perejil.
[...] Según las fuentes consultadas, sin la implicación de la Casa Blanca a favor de España, la UE, encabezada por Francia, y la OTAN, por el Reino Unido, hubiesen considerado la invasión como un «asunto interno entre países vecinos».
Rabat empezaba a ser consciente de que el nuevo acuerdo bilateral en materia militar firmado entre España y EE UU permitía que Madrid pudiese utilizar armamento americano sin ninguna clase de restricción. Por ese motivo, Marruecos prefirió, en principio, invadir un objetivo blando, Perejil, en lugar, por ejemplo, del Peñón de Alhucemas.
[...] Ante esta situación de pre-guerra, el Pentágono ordenó que dos satélites militares de EE UU fuesen desviados de su órbita y geoestacionados permanente en el Estrecho para controlar todos los movimientos marítimos. Asimismo, la US Navy mantuvo varias semanas a dos submarinos nucleares de la Flota Atlántica en alerta máxima en el Estrecho para «labores de prevención e información», el «USS Boise» y el «USS Toledo». Paralelamente, la base de Rota estuvo durante esas semanas en alerta «Charlie 2», la máxima establecida en época de paz. El Pentágono no quería una guerra entre su mejor amigo en el sur de Europa y el más fiel aliado en el Magreb.
Antes de la invasión de Perejil, Rabat incluso sondeó a Washington en mayo sobre la posibilidad de que España pudiera tener las restricciones armamentísticas. La respuesta que recibió del Pentágono fue un tajante «no», ya que España ocupa un lugar privilegiado en la cooperación industrial y tecnológica en materia de Defensa con EE UU tras el nuevo convenio firmado el 10 de abril de 2002 .
Marruecos, conocedor de esta nueva situación, intentó aprovechar la jugada de Al Qaida. Creía que gracias a la colaboración que había prestado a Washington con la detención de varias células terroristas recibiría por fin «luz verde» para la toma de un inocente islote. [...]Expertos en el Magreb creen que la estrategia de Marruecos se basa en crear pequeños conflictos de baja intensidad para que el Rey Mohamed VI logre una cohesión interna que no tiene. Las mismas fuentes explican que «si Marruecos no consigue que el Sahara pase a sus manos, la estrategia se centrará en Ceuta y Melilla, que considera territorios ocupados».